¿Qué es el efecto Pigmalión?

¿Qué es el efecto Pigmalión?

Cómo nos influyen las expectativas que los demás tienen de nosotros​

En otros artículos hemos hablado del poder de las imágenes mentales, y cómo estas pueden acercarnos tanto al éxito como al fracaso. Por ejemplo, ¿Alguna vez te ha pasado ir andando y pensar que tropezarás para acto seguido caerte al suelo?. Este es un pequeño ejemplo de lo que en psicología llamamos profecía autocumplida.

Pero, ¿Qué pasa con las imágenes que crean los demás de nosotros?, ¿Nos influencia de la misma forma que lo hacen nuestros pensamientos?. En este artículo hablaremos del efecto Pigmalión y de cómo éste nos puede influenciar.

efecto pigmalion

Qué es el efecto Pigmalión

El efecto Pigmelión es un término que acuñó el psicólogo social Robert Rosenthal a raíz de unos experimentos que realizó en 1965. En este estudio, observó cómo las expectativas y creencias de una persona influyen en el rendimiento de otra.

Rosenthal bautizó este efecto con el nombre del mito griego Pigmalión. Pigmalión era un escultor que vivía en la isla de Creta y que se enamoró de una estatua que él mismo había creado: Galatea. Tan fuertes eran sus sentimientos por ella que la diosa del amor, Afrodita, le concedió el deseo de convertir la estatua en una mujer de carne y hueso, para poder amarla como a una mujer real.

Lejos de considerar esta influencia como negativa, lo cierto es que usar el efecto Pigmalión en psicología y pedagogía puede ser de gran utilidad. De hecho, un buen líder o un buen profesor/a, sabe que transmitir expectativas positivas sobre un grupo, impacta en el buen rendimiento de las personas.

El poder de las expectativas

Así pues, la esencia del efecto Pigmalión consiste en cómo las altas expectativas de alguien en relación a otra persona, dan como resultado un alto rendimiento de esta.
Por otro lado, si estas consideraciones son negativas y acaban afectando a la consecución del éxito o al rendimiento de la otra persona, este fenómeno es llamado efecto Golem.

Como hemos dicho, este fenómeno se asemeja a la influencia que tienen nuestras creencias de nosotros mismos en nuestros actos o lo que es lo mismo, en la profecía autocumplida. De esta forma, cuando estas expectativas proceden de un individuo hacia sí mismo, el fenómeno se conoce como efecto Galatea (¿Recuerdas la escultura de Pigmalión?)

Así pues, el proceso cognitivo que subyace tanto al efecto Pigmalión como al de Galatea, es el poder de las expectativas y cómo estas influyen en las conductas y rendimientos, tanto de los demás como de nosotros mismos. Por lo que si tenemos en cuenta esto, como ya llevamos diciendo, nuestras creencias son más importantes de lo que pensamos.

efecto pigmalion empresa

¿En qué contextos se puede dar el Efecto Pigmalión?

A través del estudio que realizó Susan H. McLeod sobre el efecto Pigmalión o Golem, descubrió que este fenómeno se da en cualquier escenario social: en la crianza, en la educación, en la empresa y en cualquier lugar donde una persona o grupo deban desempeñar una tarea.

1. Efecto Pigmalión educación.

Retomando el origen que acuñó este término, el autor Rosenthal junto a Jacobson, realizaron diversas investigaciones, la más importante en el 1968. En esta investigación, se informó a un grupo de profesores que cada uno de sus alumnos habían pasado por una prueba para evaluar sus capacidades intelectuales. Más tarde, se les indicó cuáles habían sido aquellos que habían obtenido los mejores resultados, afirmando además que serían los que mejor rendimiento tendrían. Al finalizar el curso así fue, aquellos que habían sido considerados mejores, tuvieron un rendimiento mayor. La cuestión fue que la prueba que evaluaba la capacidad intelectual de cada alumno nunca se realizó. La realidad era que los profesores se crearon altas expectativas en relación a aquellos alumnos y actuaron a favor para que estas se cumplieran. De esta forma, el clima, la actitud y la predisposición a enseñarles era diferente y más especial.

2. Efecto Pigmalión empresa.

En el mundo de la empresa este fenómeno viene a significar que todo jefe tiene una imagen formada de sus colaboradores y así los trata según esta expectativa. Lo más importante es que esa imagen es percibida por el colaborador aunque el jefe no se la comunique, de tal manera que cuando es positiva, los éxitos se acumulan. En cambio, cuando se tiene la creencia de que la imagen es negativa, ocurre todo lo contrario.

Cómo funciona el efecto Pigmalión

Como seres sociales, es complicado protegerse de tal influencia. Por mucho que queramos, a no ser que se padezca una alteración psiquiátrica, aquello que los demás piensan de nosotros nos influye. Y en el caso de creer que vives dando la espalda a la sociedad, seguro que la lucha interna sobre ti mismo/a te pasa factura en alguna situación.

Pero hagamos de una habilidad una Virtud. Utilizando el efecto positivo de este fenómeno podemos desarrollar el autoestima y promover los logros de aquellos que nos rodean y de nosotros mismos. 

Ahora ya sabes lo que es este efecto o la profecía autocumplida. En próximos artículos hablaremos de cómo sacar provecho a este fenómeno y de cómo evitar el efecto Pigmalión negativo.

DESCUBRE QUÉ TE ESTÁ BLOQUEANDO

TEST GRATUITO QUE TE AYUDARÁ A CONOCERTE MEJOR

Compartir esta publicacion