Cómo afrontar las Notas Escolares

Cómo afrontar las Notas Escolares

Malos ratos y lloros al recibir las notas escolares: ¿Procrastinación o Autoexigencia?

En artículos anteriores, hablamos de la gestión de los límites en los niños y niñas según la crianza respetuosa y positiva. Definimos qué es un límite y cómo construirlos.

Aunque conocer técnicas sobre los límites nos pueden ayudar a crearlos, no debemos olvidar que el componente de cómo los expresamos es la variable más importante. Así pues, está bien conocer la teoría pero tienes que trabajar la práctica de cómo los proyectas. De lo contrario, quizás te estás esforzando sin obtener resultados.

notas hijos

Las notas y el sistema educativo

El sistema educativo por desgracia es el que tenemos, de momento no hay otro y las exigencias van mucho más dirigidas a la nota del boletín que a las otras virtudes que puede tener el alumno para su futuro profesional.

Debido a esta gran traba que supone este sistema educativo y a la tendencia a no esforzarse en el tiempo sino a la búsqueda de resultados estudiando tarde o mal… nos encontramos en estas situaciones con las que es difícil lidiar tanto desde el centro educativo como desde casa. Luchar contra las salidas de fin de semana, el gimnasio, las extraescolares, los novios/as, el WhatsApp, el Instagram… se nos hace una ardua tarea cuando nosotros mismos carecemos del tiempo y la energía para dedicarles.

Ante un mal resultado académico, debemos valorar si es algo puntual o si el alumno/a no se está esforzando y responsabilizando de sus resultados. Los milagros no existen y eso a veces se aprende de la forma más difícil en algún momento. EL SUSPENSO. 

Si es algo puntual, tendremos que valorar qué le pasa al estudiante. Es un claro síntoma de que tiene un bache emocional o anímico, se siente inseguro, está confundido acerca de su futuro, se le está exigiendo mucho más de lo que puede dar de sí… O, por el contrario, se está autoexigiendo tanto que llega un momento en que explota y se queda en blanco por los nervios y la presión.

notas escolares

¿Qué debemos hacer ante las notas escolares?

1.- Relativizar: 

En un primer momento, quitarle importancia. Vayamos a la base del problema. Investiguemos que subyace detrás de esta apatía, nervios, procrastinación o falta de motivación.

2.- Espacio: 

Darle unos días para que se tranquilice, tome aliento, recupere la serenidad… y tras ese periodo, llamémosle de reflexión, sentarnos con él/ella para trazar un plan de actuación.

3.- Organización: 

Pactar con el alumno/a un programa de horarios y metas siempre alcanzables. Si un alumno es de 5-6 no podemos pedirle, exigirle que nos saque un 8-9, tenemos que planificarle algún resultado que vea viable. Es como hacer una dieta o un programa de entrenamiento en el gimnasio. Hay que ser constante y buscar una meta plausible y nunca a corto plazo sino a medio o largo plazo.

4.-Compromiso: 

Hacerle firmar un contrato, con puntos claros, sobre lo que está dispuesto/a sacrificar de su tiempo, su esfuerzo y sus aficiones. Tendrá que renunciar a algunas cosas que le gustan por otras que le apetezcan menos, pero hagámosle ver que el fin merece la pena, que conseguirán otras que les llenarán de orgullo. LA PERSEVERANCIA TRAE VENTURA. Todo se puede conseguir con tesón y trabajo. Recordemosles que las musas solo llegan si te pillan trabajando.

5.- Realismo: 

No le hagamos pensar que es un crack si no lo es, seamos realistas. Muchos padres, cometen el error de pensar que sus hijos/as son más inteligentes, más guapos, más cultos y educados de lo que son en realidad. Quitémonos la venda de los ojos y querámoslos como son sin disfrazar, sin enmascarar y sin vivir realidades paralelas.

6.- Ánimo: 

Recompensemos con cariño los cambios positivos y démosles mucho ánimo para que sepan que suceda lo que suceda lo que importa es su bienestar emocional.

7.- Competitividad: 

Debemos explicarles también que el mundo, el currículo, el mercado laboral… es competitivo. Pero que deben competir con ellos mismo no con los demás. Deben partir del nivel en el que se encuentran e ir subiendo poco a poco.

8.- Independencia y suficiencia:

El adolescente necesita apoyo y a veces supervisión, pero cuanto más independiente sea para los estudios más contento se podrá con sus logros.

9.- Autoestima:

Intentemos que crea en sí mismo potenciando lo positivo y no regodeándonos en los puntos negativos que le han llevado a cometer el error de exigirse demasiado o de no responsabilizarse de sus tareas. Partamos de 0 desde que encaramos el problema.

10.- Resultados:

Hagámosle ver que confiamos en él/ella, que son capaces… y cuando mejores por poco que sea hay que felicitarlos, no con regalos o con chantajes, sino de forma sincera desde el amor que les tenemos y de los felices que seremos de verlos alcanzar sus metas.

Marta R.M

– Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Deusto.
– Máster en innovación, metodologías y evaluación aplicadas en la educación por Maecenas.
– Tutora de Bachillerato en Colegio Alborán.
– Creadora de blogs y del canal educativo en YouTube Marta R.M.

DESCUBRE QUÉ TE ESTÁ BLOQUEANDO

TEST GRATUITO QUE TE AYUDARÁ A CONOCERTE MEJOR

Compartir esta publicacion