Qué es el complejo de edipo en psicología

Definición y síntomas en adultos del complejo de Edipo

Quizás el término complejo de Edipo es una de las expresiones más conocidas popularmente que nuestro padre del psicoanálisis Sigmund Freud nos dejó de legado. Esto, y la teoría de la interpretación de los sueños. 

Es bien sabido que Freud dio mucha importancia a la represión social de los deseos sexuales en etapas infantiles. Aunque más adelante su teoría del desarrollo psicosexual fue duramente criticada, la verdad es que Freud proporcionó las bases de teorías futuras actualmente aceptadas y verificadas. 

Dejando de lado la discusión del líbido sexual infantil, la realidad es que existen apegos de niños hacia sus madres que cuadran con las características que el psicoanalista definió. 

En este artículo hablaremos de qué es el complejo de Edipo en psicología, y concretamente de qué consecuencias tiene en adultos.

complejo de edipo

¿Qué es el complejo de Edipo?

Antes de entrar en materia, hay que aclarar que el uso de la palabra “complejo” en psicoanálisis hace referencia a un conflicto. Es por eso, que el significado es radicalmente diferente a lo que se piensa. El término complejo en este caso no hace alusión a “estar acomplejado” o “tener complejos”.

Así pues, Freud acuñó el término complejo de Edipo para designar el conflicto que, supuestamente, los niños de 3 a 6 años experimentan al sentir un deseo incestuoso por su madre, y celos y hostilidad contra su padre.

Este sentimiento de deseo de posesión y de competencia hacía el individuo del mismo sexo (el padre), no solo tiene una base biológica, si no que muchas veces es instigado de forma inconsciente por la madre. “Eres el niño de mamá”, “La mama te quiere más”, “¿A quién quieres más?”… 

Es importante que el niño perciba que el padre, la madre y él forman un equipo.

El concepto del Complejo de Edipo solamente hace referencia a los niños varones, pues en las niñas se denomina Complejo de Electra.

complejo de edipo en niños

Importancia del complejo de Edipo en la formación de la personalidad

El complejo de Edipo es uno de los conceptos fundamentales que dan apoyo a la teoría psicoanalítica sobre la formación de la personalidad.

Incluso para comprender la clínica, ya que -tal y como muestran algunos estudios– el desarrollo y resolución del complejo, puede llevar a la generación de síntomas como la psicosis, la neurosis, la perversión…

En su momento, esta teoría marcó un antes y un después en la psicología. Este nuevo enfoque pone de manifiesto la existencia de causas psíquicas con origen en el inconsciente que influyen en la formación de la personalidad. 

Los mecanismos de defensa utilizados por cada persona para solucionar el complejo de Edipo determinarán la estructura de su personalidad. Y por tanto condicionarán también cómo el individuo enfrenta y da cuenta del mundo externo. También del interno.

Cómo superar el complejo de Edipo

Tal y como hemos dicho antes, es necesario que el niño encuentre sentido a la relación triangular entre él, la madre y el padre, de tal forma que el niño acabe identificándose con el mismo sexo que su progenitor.

La etapa de los 3 a los 6 años que propone Freud, coincide con la crisis psicosocial de la culpa de Erikson, lo que la otorga de más sentido. 

En esta etapa, Erikson considera que el niño o niña (sin diferenciación), intentará aceptar responsabilidades que superan sus capacidades. Cuando estás iniciativas chocan con sus padres, y estos conflictos no se desarrollan de forma equilibrada, esto puede crear un sentido de culpa al niño. Además de una futura inhibición de su personalidad.

Complejo de edipo en adultos.

La no resolución de este conflicto infantil no desemboca necesariamente en trastornos clínicos. Hay hombres adultos mentalmente “sanos” que arrastran los vestigios de esta etapa.

Algunos síntomas de hombres con complejo de Edipo que nos hemos encontrado en terapia son:

– Exagerada cercanía con la madre: buscan la manera de vivir cerca de ella, hablan o se ven a diario, no reconocen los errores de su madre o los justifican con facilidad, antepone el criterio de la madre al de los demás incluso al de su pareja… 

– Pide frecuentemente el consejo y el consentimiento de la madre para tomar sus propias decisiones.

– El padre es contenedor y responsable de todo lo negativo de la familia. La relación es nula o está llena de conflictos.

– Pueden estar dependiendo aún económicamente de la madre.

– Inconscientemente buscan mujeres las cuales tengan exageradas las características de cuidadoras y responsables.

– Pueden cambiar de pareja constantemente ya que no logran sentirse plenos. Esto ocurre debido a que se les hace muy difícil mezclar la ternura y el amor con el deseo sexual. Es decir no pueden ver a la esposa como compañera y amante a la vez.

– Muestran una gran incapacidad para formar relaciones de pareja estables. Sobretodo porque son incapaces de rechazar la intrusión de la madre en la vida conyugal.

DESCUBRE QUÉ TE ESTÁ BLOQUEANDO

TEST GRATUITO QUE TE AYUDARÁ A CONOCERTE MEJOR

Compartir esta publicacion