Qué hacer para olvidar a una persona

Qué hacer para olvidar a una persona

Dejar de pensar en alguien no correspondido

Cuando nos preguntamos cómo olvidar a una persona, en realidad lo que nos interesa saber es de qué manera podemos realizar el “proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida”. ¿Verdad?

Pues bien, déjame comentarte que esta frase es la definición exacta de la palabra duelo. La pérdida física de aquello con una carga emocional intensa, conlleva un proceso de duelo diferente en cada persona. 

El tiempo que te lleve este proceso es el barómetro para medir si estás pasando por un proceso habitual o por el contrario, tú mismo/a estás haciendo crónico el dolor.

Parejas, despidos de trabajo, amigos… Cada uno puede tener sus motivos para sentirse atemorizado por recuerdos dolorosos, pero lo cierto es que en ocasiones hay que tomar medidas ante esa forma de malestar.

En este artículo repasaremos algunas de las claves psicológicas acerca de cómo olvidar a alguien.

olvidar a una persona

¿Cómo olvidar a una persona?

Evidentemente, el dolor ocasionado por una pérdida por fallecimiento no es comparable a olvidar a una persona que amas. Pero siendo sinceros, a veces se interioriza de forma más fácil que alguien nos abandone por fuerza mayor, a que alguien nos abandone “sin razones de peso”.

Está claro que todo cambio requiere un proceso de adaptación, y sobretodo cuando la decisión nos ha pillado por sorpresa y no nos queda otra que ceder a los deseos de la otra persona. 

Pero cuando estas situaciones se alargan más de un año y el recuerdo de esa persona nos afecta de manera negativa, debemos tomar medidas para olvidar a la persona si no queremos volver nuestro duelo patológico.

Veamos de qué manera se puede conseguir.

consejos para olvidar una persona

Consejos para olvidar a una persona

  • Elimina la persona de tu vida

Durante las relaciones se acumulan recuerdos físicos y emocionales, lugares concretos, amistades, fotos en las redes sociales… La situación idílica sería poder mantener todo esto y la relación sin que nos afecte.

Pero pasado un tiempo, debemos obligarnos a romper el vínculo si el proceso de duelo no ha concluido.

  • No aferrarnos al pasado 

Entender que la vida son etapas y que, al igual que en otras situaciones, somos capaces de adaptarnos a los cambios. Cerrar el ciclo.

Seguro que has vivido momentos más amenazantes e inestables. Esto nos lleva al siguiente punto…

  • Analiza de forma coherente

Muchas veces nos quedamos anclados en lo fantástico que nos sentíamos con esa persona, y nos cuesta hacer una valoración global de por qué realmente la historia no ha ido bien.

Es normal que al principio te cueste ser objetivo/a, pero con el tiempo debes ser capaz de coger distancia e identificar perfectamente en qué no estabais alineados.

  • Coge el control de tus pensamientos

Un ejercicio de consciencia consiste en apuntar las veces que durante el día aparecen pensamientos de esa persona.

En este caso, podemos decir que el cerebro se encuentra en constante retroalimentación de las imágenes y sensaciones vinculadas.

Obliga a tu cerebro a parar y reconduce los pensamientos.

  • Condicionamiento clásico

En psicología nos referimos a condicionamiento clásico a la asociación de una sensación o recuerdo a un estímulo.
Es decir, un lugar concreto, una fecha, un olor, una canción, una película… Que activa los circuitos neuronales asociados al recuerdo de dicha persona.

Deja de escuchar esa canción, evita pasar por ese lugar, olvídate de fechas señaladas.

  • Retoma antiguos pasatiempos

Volver a conectar y reencontrarse con uno mismo, es fundamental para olvidar a alguien.
Hacer actividades que antes nos generaban disfrute es una buena manera de hacerlo; esto ayuda a centrar nuestra mente en nosotros y es una manera de prevenir pensamientos intrusivos.

  • Darnos la oportunidad de conocer a otras personas

Aunque nos sintamos heridos o heridas, es bueno estar abierto a conocer e interactuar con otras personas.

No necesariamente conocer gente es sinónimo de tener que estar disponible a iniciar una nueva relación.

Tomate el tiempo que necesites y déjalo claro a nuevos conocidos.

  • Evita el auto boicoteo

Las malas experiencias nos tienen que servir como aprendizaje, no para desarrollar una nueva limitación. Lo ideal es nutrirnos de ellas para darnos cuenta de en qué aspectos de nuestra personalidad debemos trabajar para hacernos más fuertes ante las adversidades.

  • Evita el contacto innecesario

Esto se refiere a disminuir de manera voluntaria la probabilidad de tener información sobre la persona que queremos olvidar.

Evitar las llamadas, los mensajes de texto, los encuentros “accidentales”… Incluso es recomendable eliminar a la persona de las redes sociales para no toparnos con sus actualizaciones.

Deja de espiarlo o espiarla, y de seguir a amigos o familiares para saber de él o ella.

  • Trabaja tu autoestima

“No sé estar sin él, ella sí que me entendía, nunca volveré a ser tan feliz, no encontraré una persona como él, no habrá nadie que me entienda como soy…”.

Aunque parecen frases diferentes, todas hacen referencia al mismo miedo: quedarse solo/a.

¿Te has planteado tu vida sin pareja? ¿Serías capaz de quedarte solo/a? Si en un acto de sinceridad y conciencia plena la respuesta es no, empieza por construir aquellas bases que te aporten una estabilidad psicológica lo suficientemente fuerte para hacer frente a cualquier situación.

También te servirá para no escoger erróneamente la siguiente pareja y no verte en un futuro diciendo: “para una vez que me abro, me hacen daño”.

DESCUBRE QUÉ TE ESTÁ BLOQUEANDO

TEST GRATUITO QUE TE AYUDARÁ A CONOCERTE MEJOR

Compartir esta publicacion